Chimamanda Ngozie, inmigración e identidad.

En marzo la novela Americanah, de la escritora nigeriana Chimamanda Ngozie Adichie ganó el concurso “One book, One New York”. Esta es una iniciativa que propone la lectura de un libro de manera simultánea en la ciudad de Nueva York, acompañado de una serie de eventos. Es curioso que el libro de una escritora nigeriana le haya ganado a libros emblemáticos como Un árbol crece en Brooklyn, pero, teniendo en cuenta que de los libros propuestos muchos son de inmigrantes, esta elección nos recuerda que Nueva York es una ciudad no solo habitada sino también narrada por inmigrantes.

El libro de Chimamanda comienza con Ifemelu, una mujer nigeriana que está a punto de dejar Estados Unidos para regresar a su país. El libro se mueve entre el pasado y el presente, mientras Ifemelu recuerda su vida y las razones que la llevaron a irse de Nigeria. En especial, Ifemelu recuerda a su novio de adolescencia, Obinze.

El libro trata de temas como la identidad. Ifemelu está constantemente entre dos culturas. En Estados Unidos descubrió la realidad detrás del sueño americano y tuvo que lidiar con el problema de la raza y la identidad. A los recuerdos de Ifemelu se intercalan entradas de su blog donde examina el racismo en Estados Unidos. Como ella misma lo dice, antes de vivir en Estados Unidos no tenía conciencia de la raza. Pero allí descubre que todos están obsesionados por clasificarse, por identificarse, por medio de la raza y el color de piel. En su blog, ella analiza el lenguaje, los estereotipos de belleza, etc. a la vez que se reconcilia con su propia identidad. Algunos consideran que estos pasajes no aportan mucho a la novela y se sienten forzados. A mí me pareció que sí son interesantes así a veces fueran un poco repetitivos.

Volviendo al tema de la identidad, “Americanah” es el término que usan en Nigeria para referirse a los que se fueron a estudiar o trabajar en Estados Unidos y regresan “americanizados”. Son, por lo tanto, personas entre dos mundos, rechazados (y admirados a la vez) por sus compatriotas.

Obinze, el otro personaje central de la novela, sirve de contrapunto a la voz de Ifemelu. A los capítulos centrados en Ifemelu se intercalan los capítulos narrados por él. Obinze siempre soñó con irse a Estados Unidos, pero no lo logra. En cambio, termina en Londres, donde conoce la realidad de los inmigrantes sin papeles, la incertidumbre y la miseria. Las historias de Ifemelu y Obinze nos muestran dos caras de la inmigración, pero tienen en común que los muestran como personas entre dos mundos, que no terminan de encontrar su lugar.

Un último tema que me parece interesante en este libro es la feminidad. Al reconciliarse con su raza, Ifemelu también se reconcilia con lo femenino. Este tema es muy importante para Chimamanda Ngozie. La autora también es reconocida por su defensa del feminismo, especialmente en la TED talk “We should all be feminists”, donde analiza el problema del machismo en Nigeria. Según Ngozie, la sociedad nigeriana es todavía muy tradicional y le da mucha importancia al matrimonio y la maternidad para las mujeres. Ifemelu en este sentido no es tradicional, se opone a este modelo, lo que también muestra lo alienada que está dentro de la sociedad nigeriana.

Les dejo una entrevista con la autora y el vídeo de la TED talk.

http://www.huffingtonpost.com/entry/chimamanda-ngozi-adichie-americanah-one-book-one-new-york_us_58cab8fae4b0be71dcf23455

 

 

 

Anuncios